Infecciones del tracto urinario: usar plantas para curarse a sí mismo

Infusiones y jugos

Normalmente de origen bacteriano, una infección del tracto urinario es una inflamación dolorosa de la vejiga. Aunque las plantas son incapaces de tratar infecciones como la cistitis una vez confirmada, variedades como el brezo ayudan a limitar su aparición. Además de sus propiedades antiinflamatorias, el brezo purifica la vejiga de agentes tóxicos. Se puede consumir en infusión o en cápsulas según las virtudes deseadas.

Para responder a la pregunta de cómo tratar eficazmente la cistitis, el té de perejil puede ser un buen remedio. Gracias a sus efectos diuréticos y purificadores, limita la aparición de este afecto. Durante el tratamiento, evita beber café, té o alcohol para no irritar la vejiga.

El zumo de arándanos es la bebida terapéutica más conocida para el tratamiento de las infecciones del tracto urinario. Siendo un poderoso antibacteriano, esta planta cambia el pH del pis para matar las bacterias durante el drenaje. Puedes comprar este producto en los supermercados, pero los artículos sintéticos deben ser prohibidos.

 

La ambrosía es lo mejor para los hombres…

Los problemas urinarios en los hombres suelen causar dolor al orinar. Si se presentan síntomas, consulte a un médico para diagnosticar el alcance de la infección. En el caso de un agrandamiento benigno, puedes usar un alga para tratar una infección urinaria. Su composición facilita la descongestión de la próstata y actúa como antiinflamatorio.

Esta planta se utiliza en forma de té de hierbas para ser bebido antes de la noche para evitar el insomnio. Si el algarrobo acentúa el efecto de ciertos medicamentos, es aconsejable consultar a su médico o farmacéutico en caso de tratamiento con anticoagulantes, anticonvulsivos o tenógenos.

 

Gayuba y ortosifón

Posee propiedades antiinfecciosas, la gayuba puede tratar la inflamación del tracto urinario, especialmente en las mujeres. Gracias a su composición, sus hojas también tienen un papel protector de las paredes de la vejiga. Su consumo suele ser en forma de cápsulas de hojas secas. Este tratamiento es adecuado para todos, pero no se recomienda para las mujeres embarazadas.

Una planta diurética, el ortosifón favorece la evacuación del agua estimulando los riñones. Se suele utilizar en casos de trastornos urinarios o problemas renales que comienzan. Para aprovechar al máximo sus virtudes, debe ser consumida en forma de té de hierbas hecho de hojas y flores. También se puede encontrar en forma de cápsulas de extracto seco. Está destinado estrictamente a los adultos que no están sometidos a un tratamiento farmacológico para un trastorno renal.

La eficacia de estas plantas terapéuticas en el tratamiento de los trastornos urinarios ya ha sido validada científicamente. Sin embargo, tenga en cuenta que en caso de duda o de síntomas persistentes, es imperativo consultar a un médico. Después del examen, este último le remitirá al especialista en fitoterapia para que se ponga en contacto con él para averiguar qué planta es adecuada para su infección.

Consejos y buenas prácticas de higiene y bienestar!
¿Cuál es la mejor dieta para una mujer embarazada?